sábado, 9 de febrero de 2013

La canción de Shao Li. Marisol Ortíz de Zárate



Autora: Marisol Ortíz de Zárate

Editorial: Bambú

PVP: 11,90 €

Páginas: 153

Encuadernación: tapa dura






Sinopsis

Londres, año 2013. 

Natalia y su hermano Airon están en el aeropuerto de Heathrow, junto a su madre y su acompañante, Vlado. Natalia ha sido seleccionada para participar en el especial navideño de Un minuto de gloria, el programa de más audiencia de la televisión, que se grabará en Londres, en directo, a las ocho en punto de la tarde del día de Nochebuena, en los estudios de la Balloon's International T.V. 

Pero aunque parezca increíble, al ir a montar en el metro que los llevará al centro, Natalia y Airon se quedan atascados entre el gentío y, sin poder evitarlo, se ven separados de su madre y de Vlado, que han conseguido subir al vagón. Los niños esperan, convencidos de que volverán a buscarlos, pero el tiempo pasa y nadie aparece. Cansados de esperar, serán ellos los que vayan en busca de los suyos. 

A lo largo de su vagabundeo por la gran ciudad, Natalia recurre constantemente a Shao Li, su amiga ausente, que sin embargo la acompaña y fortalece en todo momento con la firmeza y el calor de su afecto.

Opinión personal

Estamos ante un libro entrañable, con unos protagonistas que dejan huella por su inocencia. Es una historia que me ha sorprendido mucho, y para bien. 

Natalia es seleccionada para participar en un programa de televisión en Londres. Va a cantar una canción que le enseñó su mejor amiga Shao Li hace años. Pero, nada más llegar allí, en el lioso metro de Londres, con un montón de gente en el andén, Natalia y su hermanito Airon se ven separados de su madre y del novio de ésta, Vlado. Esperan en el andén, esperan y siguen esperando. Pero su madre no vuelve a recogerlos. Es entonces cuando la pequeña Natalia decide que si su madre no va a por ella, ella irá a buscar a su madre.

Empecé la lectura con muchas reticencias. ¿Unos niños que se pierden en Londres y que no encuentran a su madre? Aquí podían ocurrir dos cosas. O bien la historia se convierte en un auténtico drama para dar pena al lector y tocar su fibra sensible, o bien la historia se enfoca hacia las aventuras de los niños por sobrevivir y encontrar a su familia. Y, por suerte, esto último es lo que ha ocurrido. Aquí, aunque encontraremos dosis de drama, siempre estarán contadas desde los ojos de la pequeña Natalia, que no entiende muchas de las cosas que le suceden y, aunque nosotros sí lo haremos, contribuye a no dramatizar en exceso. 

También tendremos muchos otros elementos. El primero de ellos es la amistad. Natalia nos hará partícipes de sus recuerdos sobre Shao Li. Es su mejor amiga, aunque ahora está ausente y no puede estar cerca de Natalia, pero sigue ayudándola y siendo la inspiración de la muchacha. Cuando se siente muy perdida, piensa en lo que haría Shao Li y saca fuerzas de flaqueza para seguir adelante. Estamos pues, ante una historia que muestra la magia de la amistad.

En su viaje por Londres, Natalia y el pequeño Airon conocerán a algunos chicos que viven en la calle y se convertirán en unos inesperados aliados. Descubriremos junto a Natalia que no todo el mundo mira por sí mismo y que siempre hay alguien dispuesto a ayudar.

Los personajes son casi todos niños. Tenemos a la madre de Natalia, Yubire, pero tiene muy poca presencia. De la impresión que he podido sacar, me quedo con que me ha parecido un personaje egoísta a más no poder, y que no cambia ni viendo el daño que les causa a sus hijos (y que les causó en el pasado). En cambio, su novio Vlado me dio toda una sorpresa. Al principio me resultaba insulso, pero después, al final del libro, me gustó ver como reacciona y maneja la situación.

Los dos niños son entrañables. Natalia, pese a ser muy pequeña, se desvive por su hermanito Airon. Es muy protectora y ocupa casi el papel de madre con él. Ambos son muy inocentes, aunque a veces la vida haya sido dura con la pobre Natalia, ella mantiene ese velo de inocencia que la hace entrañable. Le ocurren cosas que nos explica y ella no termina de entender del todo, pero sí que demuestra ser sorprendentemente madura en determinados momentos del libro. Me ha encantado la fortaleza que demuestra este personaje.

Por lo demás, diría que se trata de una historia memorable, de esas que te acaban conmoviendo. Es entretenida y apta para cualquier edad. El viaje de Natalia y Airon por Londes en busca de su madre es algo más que una aventura: es una historia conmovedora, donde dos niños demuestran saber más de como funcionan los sentimientos que los adultos que les rodean.

Puntuación: 8,5 
Agradecimientos a Editorial Bambú por el ejemplar

¿Conocíais este libro? ¿Qué os parece?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Recuerda: Mensajes en una botella , se alimenta gracias a tus comentarios. ¡Gracias!
Por favor, no dejéis links en los comentarios. Aquellos que contengan enlaces serán borrados.
Aviso: Los comentarios pidiendo links de descargas ilegales serán borrados.

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...